Administrar


Estadisticas de visitas

ELOGIO DEL AJEDREZ

grosske | 28 Novembre, 2009 14:16

platon       mestra escacs. Ana matnazde            

              Platon                                                 Ana

Ayer hice tablas con una gran maestra internacional del Ajedrez, Ana Matnazde.

Que dónde está el truco?. Pues en que eran unas simultáneas, en que pasó de concentrarse en un microbio del ajedrez que a la quinta jugada ya había demostrado sus debilidades y en que tenia gran parte de su cabeza, de su motivación y de su energía en el torneo internacional que está disputando ahora mismo en nuestra ciudad.

Pero si escribo este artículo no es para dejar constancia de mi minihazaña (que, de todas formas, pienso contar a mis nietos como si hubiera sido la final de un campeonato del mundo), sino para elogiar un deporte que se acerca, más que ninguno, a la pureza abstracta de las matemáticas.

Pasaré por encima de las groseras contingencias que concurren en el fútbol (las deficiencias del arbitraje, los planteamientos tácticos del equipo, el estado del terreno de juego) y me limitaré a decir que incluso en los deportes más parecidos a un duelo personal equitativo,  cuestiones tan sutiles como la brisa - por ligera que sea - el bañador de los nadadores, el participar en la carrera en una calle central o lateral, el calzado de los atletas,  la medición de tiempos y de distancias, etc. - constituyen factores imponderables que pueden contribuir - aunque sea en pequeñísima medida- a alterar el resultado.

Nada de ésto sucede en el ajedrez. Las piezas no combaten en función de su peso o de su medida (parámetros en los que sería físicamente imposible conseguir una absoluta igualdad) sino en función de capacidades abstractas que les hemos otorgado de manera convencional. Las piezas del ajedrez se comportan como números y el tablero como un espacio geométricamente perfecto: el único factor diferencial es la capacidad de los jugadores y su manera de jugar. Aquí reside en buena medida  la fascinación del ajedrez y la implicación emocional de quien lo practica 

Esta fascinación está lejos de ser irrelevante y ha recorrido la historia de la Filosofia y de la Ciencia. Tan deslumbrados estaban Platón y los pitagóricos por los números y los conceptos geométricos, tanto despreciaban el carácter tosco, contaminado, contingente e inaprensible de la naturaleza, que le dieron la vuelta al calcetín y  consideraron a ésta como una sombra imperfecta de la auténtica realidad: un mundo perfecto de puntos, líneas, planos y números que obedecían leyes tan claras, precisas e inmutables como ellos mismos.

El ajedrez es una inmersión en esta fantasía idealista, un tributo a esta capacidad nuestra - que tanto nos diferencia del resto de especies y que tanto nos ha ayudado a prosperar culturalmente - de imaginar conceptos abstractos diferenciados de la realidad concreta.

Pero el ajedrez no es sólo éso. Es, también, la consagración al más alto nivel de estrategias extraordinariamente útiles - por paradójico que pueda parecer con lo dicho anteriormente - para desenvolverse en la vida cotidiana. Es la consagración del principio de responsabilidad derivada de los propios actos, de la necesidad de mantener siempre una visión equilibrada y de conjunto de cualquier problema y, también, de contemplar las consecuencias de las cosas en el corto plazo pero, también, en el medio y en el largo.

La "boutade" de Unamuno - el ajedrez és muy útil mentalmente... para jugar al ajedrez - no pasa de ser éso: una "boutade"  insostenible. Su carácter educativo está fuera de toda duda aunque en esta sociedad nuestra estemos aún muy lejos de reconocerlo como se merece

Comentaris

  1. Re: ELOGIO DEL AJEDREZ

    Totalmente de acuerdo contigo. El ajedrez fue mi pasión juvenil, hoy queda un poco lejos, pero tengo recuerdos imborrables y, desde luego, creo que me enseño mucho más de lo que yo aprendí de su arte. Sin duda se debería hacer un esfuerzo en divulgarlo. Es algo más, bastante más, que un juego.

    Salud y República

    RGAlmazán de Kabila | 28/11/2009, 16:33
  2. Re: ELOGIO DEL AJEDREZ

    Agggrr... que rollazo de post ;-)

    aburrida | 28/11/2009, 17:46
  3. Re: ELOGIO DEL AJEDREZ

    Eber, fui testigo de tu hazaña (dicho sin ironía) y debo decir que fue un resultado muy meritorio al observar cual era el resultado del resto de contrincantes.

    Pero debo decir que en un par de movimientos la maestra fue algo indulgente: te dio margen, en parte por el mérito de llegar al final en pleno equilibrio (un peón de mas no tiene ningún valor cuando el posicionamiento de las piezas es de tablas), ya sea porque incluso se temía un contraataque por tu parte.

    Cuando aún teníais las damas aún tenías la opción de contraatacar su desguarnecido enroque largo, o al menos atenazarla con ello. Luego, con las damas cambiadas y álfiles de igual color (más proclives a finales de tablas) estuviste en Zugzwang en dos ocasiones. Pero no te remató, y en lugar de tomar el centro con su rey o ir por tus peones del flaco de rey prefirió contemporizar.

    Eso no quita un ápice de mérito, repito. Por cierto, eres de los que anota las jugadas con la anotación antigua. La algebraica nunca la he entendido.

    Y ya puestos... ¿Fischer o Spassky?

    Manel | 28/11/2009, 20:29
  4. Ojo con el ajedrez

    En ajedrez el fin justifica los medios: una jugada es buena si gana, otra jugada es mejor si gana antes.
    El ajedrez, en este sentido, es un juego absolutamente amoral, en el que el jugador puede sacrificar sus piezas una detrás de la otra, y estará bien jugado si al final gana.
    A mí también me gusta mucho el ajedrez; pero cuando veo este tipo de apología del ajedrez en boca de un político, instintivamente me pongo en guardia.
    ¿A cuántos peones, alfiles, caballos, torres y damas se ha sacrificado por obtener no sé qué supuestas ventajas tácticas o de oportunidad?
    Evidentemente, el jugador no le pregunta a su caballo o a su alfil o a su torre si le parece bien ser sacrificado contra el enroque contrario; ni a un peón qué tal le va ser cambiado por otro.
    Evidentemente, y a la luz de la historia, con ese tipo de políticas(de derecha), la izquierda ha perdido todas sus partidas.
    Cualquiera que conozca el paño político, podría escribir un par de enciclopedias al respecto: cuántas banderas han sido abandonadas por el camino, cuántos militantes abandonados a su suerte, cuántos aliados traicionados...
    Esta manera de entender la política (y la vida) como algo más o menos cercano al ajedrez es consustancial a la derecha, y a sus valores; pero también lo ha sido a los estalinismos que en el mundo han sido (y son): el fin justifica los medios; gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones (de Felipe González tomado prestado de un burócrata chino...), etc. etc.
    Cualquier política que pretenda ser realmente de izquierdas y superadora de los horrores del estalinismo debería ser muy cuidadosa con ciertas metáforas. El problema es que quizá esas metáforas son absolutamente reveladoras de la manera de entender la política de ciertos dirigentes de una izquierda que se dice renovada o renovadora, pero que en la práctica...

    Julen Adrián | 28/11/2009, 22:00
  5. Factores

    Discrepo en tu pureza del juego. Hay factores ambientales que también pueden alterar el resultado: no un bañador ni una brisa, pero sí la temperatura de la sala, el ruido, una mosca revoloteando... Puede incidir en la concentración de los jugadores y alterar el resultado de la partida. ¿No crees?

    Víctor | 29/11/2009, 09:36
  6. Re: ELOGIO DEL AJEDREZ

    Victor: que altere o no a los jugadores depende únicamente de su preparación y concentración ante el reto. Forma parte del juego.

    Miquel Mas | 29/11/2009, 10:22
  7. a Manel

    Gracias por tu comentario. Es evidente que Ana me perdonó la vida en más de una ocasión sencillamente porque no echaba el resto y porque yo, con mi juego enrocado y vacilante, no le causé preocupación en ningún instante.
    Lo de la notación algebraica se debe a que en mis tiempos mozos los primeros libros que compré la usaban. En realidad es muy sencilla porque es muy descriptiva: define qué pieza se mueve y a dónde.
    En cuanto a lo de Fisher y Spassky, sin duda el primero. Me encantaba su imaginación, su brillantez y su desparpajo

    grosske | 29/11/2009, 13:18
  8. a Julen Adrian

    Creo que deberías relajarte un poco. Mezclar el ajedrez con el stalinismo y la lucha de clases me parece un poco pasadín de rosca. El ajedrez se ha planteado como una lucha de ejércitos y es "monárquico" por razones históricas obvias. Pero ni cuando defiendo a mi Rey me diento particularmente monárquico, ni cuando sacrifico un peón me siento traicionando a mis leales ni cuando me como un caballo me siento en deuda con la protectora de animales. El ajedrez es una competencia abstracta entre fuerzas abstractas, así creo que lo vemos la mayoría y ahí es donde reside su belleza

    grosske | 29/11/2009, 13:23
  9. Ojo con Julen Adrián

    No hagas ningún post sobre la reproducción del mejillón porque seguro que los acusas de estalinistas...
    el parchís es totalitario?
    a los verdes os pasa que os coméis una y os contáis veinte

    mejillona | 29/11/2009, 14:16
  10. Un poco al margen del tema

    Algo que no ha pensado el ecologista de pastel Julen Adrián:
    Alguien le debería decir a Ana que la pulsera que lleva en la foto parece estar hecha de coral rojo, especie protegida de recolección y comercialización prohibidísimas. Al menos aquí en el Mediterraneo.

    Alatxa | 29/11/2009, 17:39
  11. Relajación y pasteles

    No acabo de salir del hamman, pero estoy absolutamente relajado, igual que cuando escribí el comentario, entre otras cosas porque por aquí no juego al ajedrez. Tu recomendación de relajación presupone acusar al destinatario de no tenerla, un poco feo, un poco fullero ¿no?. El ajedrez es una actividad de la que se puede predicar cualquier cosa, salvo que sea relajante, lo digo por experiencia propia.

    No discuto la belleza del ajedrez, juego que he practicado y practico con mejor o peor fortuna y siempre he apreciado, sino su valor metafórico.

    No eres el primer político a quien oigo o leo apologizar el ajedrez. En concreto, tu bien amado J.M. Gómez cierta vez me dijo algo parecido, poco antes de que se prestase a la jugada por la que tú lo cooptaste como "tu candidato verde" para la lista electoral a Cort en las últimas elecciones, en contra de la candidata que había elegido la asamblea de Los Verdes, y con el resultado de todos conocido.
    "Tu candidato verde" me soltó algo parecido sobre el ajedrez, e incluso más claro, decía algo así como que todos los políticos debían conocer y practicar este juego. Engtonces le contesté algo parecido a lo que te he escrito en tu blog, absolutamente "calmado", y desde de una evidente distancia.
    En la cabeza tenía además de mi experiencia como jugador de ajedrez y como militante (rojo y verde), cierta película americana de hace bastantes años, que creo recordar se llamaba "Black", precisamente sobre cierto "sacrificio de caballo".
    Los pasteles no son lo mío; ni tampoco la bisutería ni la joyería, será que "Alatxa" está más acostumbrado/a a ver tales abalorios; sencillamente no es mi tema, y de lo que no sé, no hablo (tampoco de los mejillones).

    Sobre el parchís recuerdo un texto muy interesante que se llamaba algo así como "elogio del parchís", creo que de Basilio Baltasar. Iba del parchís como alternativa a las clases de religión, creo recordar.
    En cuanto a los verdes, creo que está probado que hay verdes para todo (igual que rojos). Algunos preferimos no hacernos ilusiones (ni sobre unos ni sobre otros)y Precisamente porque soy de los que no me hago trampas en el solitario, me hace gracia que nos metas a todos en el mismo saco, cuando nuestras diferencias (las de los verdes) las conoce todo el mundo y perfectamente bien el Sr. Grosske, quizás uno de los que más las ha atizado y se ha aprovechado de ellas.
    Salud.

    Julen Adrián | 29/11/2009, 22:32
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS