Administrar


Estadisticas de visitas

Carta abierta a Alberto Garzón

grosske | 07 Juliol, 2016 14:57

Apreciado Alberto,

 He leído que mañana rompes tu retiro mediático y que vas a la Cuatro y a La Sexta. Me alegro porque estoy necesitado de alegrías y estoy seguro de que me las vas a dar.

 La consecuencia electoral de cuatro años de gobierno del PP es que este partido ha perdido 49 diputadxs  (quedándose a 38 de la mayoría absoluta) y que la izquierda, en su conjunto, ha ganado 32 diputadxs. Esto son datos puramente aritméticos e incontestables. Dicho en votos:  el 54% de los votantes del 26-J votó a partidos que querían enviar al PP a la oposición, un 13% votó a un partido que tenía una posición abierta sobre este tema y un 33% voto al único partido que, explícitamente, deseaba ver al PP repetir en la Moncloa

 No obstante, la percepción social mayoritaria es que “la gente” ha seguido votando a Rajoy a pesar de la corrupción, el paro y los recortes y que “lo lógico” es que el PP continúe gobernando otros cuatro años.

 La causa de esta ilusión colectiva es triple: la presión extraordinaria de los grandes poderes económico-mediáticos, la presión de los partidos políticos al servicio de los anteriores (incluyendo el sector del PSOE comandado por  Felipe González) y la falta de presión de una buena parte de la izquierda víctima de la depresión y el ensimismamiento y demasiado ocupada en hablar de errores pasados, en dibujar nuevas estrategias en la tablet y, sobre todo, en librarse a la excitante tarea de los ajustes de cuentas internos.

 Yo espero y deseo, que, en tu retorno mediático, nos vas a alegrar la vida con un discurso absolutamente distinto. Un discurso que no se centre en cuestiones internas de los partidos (ni de IU, ni de Unidos Podemos ni de los demás) porque éste es todavía el tiempo de la ciudadanía, el tiempo de respetar y gestionar la expresión electoral de su voluntad; un discurso que empiece por dar las gracias a lxs millones de ciudadanxs que han hecho posible el crecimiento de la izquierda en general y de la izquierda de la izquierda en particular; un discurso que se comprometa a transformar esta energía ciudadana en un esfuerzo político denodado, durante los próximos años, a favor de todo lo que hemos estado defendiendo; un discurso donde dejes claro que, aunque los resultados electorales no permiten que se pueda aplicar lo más importante de nuestro programa (y, por tanto, no nos permiten gobernar), vamos a estar disponibles para propiciar la constitución de un gobierno lo más favorable posible a este amplísimo segmento de la ciudadanía cuyos intereses nos hemos comprometido a defender.

 La gente incluye también en la política conceptos tan elementales como “mal menor” y “minimización de daños” o, dicho de forma más pedestre, prefiere vivir en Guatemala que en Guatepeor. Sólo lxs políticxs (desgraciadamente muy abundantes) que subordinan los intereses de la ciudadanía a la competencia con los otros partidos y a los juegos de poder dentro de su propio partido son capaces de jugar a “cuanto peor mejor”. Pero esto, Alberto, es la expresión misma de la vieja política, ésta que es imprescindible erradicar.

 Un fuerte abrazo. 

 PS : Sólo para que quede constancia y después de la intervención de Garzón  en Al Rojo Vivo, "pego" el  video de la entrevista  Sobrio, integrador,lúcido,  riguroso y, sobre todo, centrado en los problemas de la ciudadanía: estuvo francamente  bien 

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS