Administrar


Estadisticas de visitas

LA CLAUDICACION DE TSIPRAS AFECTA D LLENO A QUIENES LE APOYABAMOS

grosske | 14 Juliol, 2015 17:06

Aceptando las condiciones de la Troika, Alexis Tsipras ha cometido una doble traición: al mandato electoral que le llevó al gobierno hace seis meses y al mandato democrático del referéndum que él mismo convocó hace sólo nueve días. (recordemos, antes de que nos interese demasiado olvidarlo, que Tsipras ganó las elecciones prometiendo acabar con el austericidio, no prometiendo intentarlo).
 
Duele decir ésto porque Tsipras representa las buenas intenciones y porque los otros son unos miserables, pero no por ello deja de ser cierto. Por otra parte - aviso - éste no es un artículo para lamer heridas o para levantar la moral alicaída de la izquierda real sino para plantear las cosas políticamente y con claridad. Pusilánimes abstenerse

Zapatero dio un giro de 180º a su política a mitad de legislatura  y por circunstancias sobrevenidas (ésta es una diferencia importante) y fuimos muchos, creo que con razón, los que le reprochamos este giro y objetamos que, como mínimo, tenía que disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas porque aquella nueva política era abiertamente contradictoria con la que la gente había votado y él mismo había prometido durante la campaña electoral. ¿Os acordáis?

El PP, en 2011, empezó a hacer lo contrario de lo prometido (subiendo el IVA, recortando en Educación,Pensiones,  Sanidad y Servicios Sociales) nada más acceder al gobierno... y también fuimos muchos, creo que con razón,quienes denunciamos este monstruoso fraude democrático.

¿Por qué ahora tendría que ser diferente?. Cuándo Tsipras dibujó las líneas rojas que jamás iba a traspasar conocía perfectamente la situación de su país y el hecho de que la UE iba a utilizar todas sus armas para intentar que pasara por el aro de estas mismas líneas rojas. ¿Cómo calificar que ahora las traspase, más aún después de un referéndum en el que el 60% de los electores se manifestaron en contra de medidas aún más suaves que las finalmente aceptadas?

Quienes hemos jaleado y apoyado a Tsipras hasta el último momento tenemos la obligación moral de ser claros en este tema por un mínimo de honestidad intelectual y, también, por otro argumento que será más del agrado de los más pragmáticos: para evitar que el descrédito de Tsipras (personalizo siempre en honor de la parte de Syriza que se opone al acuerdo) caiga sobre nuestras propias cabezas. Regodearnos en describir lo mala que es la Troika no nos eximira de responder a dos elementaes preguntas,  que hubieras hecho tu en su lugar? y podras hacer aqui lo que el no pudo hacer alla?

Una fuerza política transformadora pero no de izquierdas, de la que se habla mucho y cuyo nombre empieza por P (¿ya la habéis localizado?) ha dicho en rueda de prensa que lo del rescate griego era un "mal acuerdo" y una "patada hacia adelante" que dejaba intactos los problemas de fondo. Supongo que no se les ha ocurrido nada mejor, pero el dichoso acuerdo no es una "patada hacia adelante" es una patada en el hígado de los griegos y en el de la propia Syriza que queda dividida e  invalidada como esperanza de cambio real... Y que nos interpela a todos los que la hemos apoyado!

¿Y aquí qué? Usamos todo tipo de paños calientes y manobras elusivas:"hay que ver lo mala que es la Troika" (¿nos acabamos de enterar?), "la situación de España no es como la de Grecia", "tenemos más margen para negociar", "¿invitación para ir a Atenas a un Congreso de Syriza: nada, diles que no puedo por razones de agenda" y también, en otros ámbitos,  posiciones radicalizadas "Esto es una cuadrilla de mafiosos: vayámonos del euro de una puñetera vez".

Este artículo no es para dirimir la posición más correcta pero sí que es para pedir a los que hemos sostenido a Syriza, lealtad, sinceridad y honestidad con nosotros mismos y, sobre todo, con la ciudadanía a la que vamos a pedirle el voto. En las generales hemos de tener muy claro lo que podemos y queremos prometer y, por supuesto, ¡¡hacerlo!!. Si no, de verdad que nos espera  el mismo  abismo que a nuestros amigos griegos

Comentaris

  1. Re: LA CLAUDICACION DE TSIPRAS AFECTA D LLENO A QUIENES LE APOYABAMOS

    Vámonos del euro YA no es una posición radicalizada. De lo que ha pasado en Grecia saco dos conclusiones. Una, me reafirmo en algo que tú dices: ya basta de promesas incumplibles. La demagogia no es de izquierdas. Dos, sin moneda propia no puedes gobernar. Te gobierna el que controla la moneda. Así pues, prometer política, no ya de izquierdas sino mínimamente decente, si no tienes el control de la moneda, es engañar a la gente. Salud y gracias por tus acertadas reflexiones

    Morgan | 16/07/2015, 00:24
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS