Administrar


Estadisticas de visitas

Adéu i gràcies

grosske | 11 Juliol, 2016 18:44

Ara fa deu anys i mig en Toni Roig, portaveu a Cort del grup socialista,  m'explicava com anava això dels blocs i em deia que "ja veuràs: és facilíssim. Fas tres clicks i ja tens un blog a balearweb..."

Va ser cert i així va començar tot.

En deu anys i pico jo he envellit i el bloc ha canviat (que no envellit, el molt cabró): de manera natural he derivat cap a una temàtica més estatal i, en conseqüència, he anat canviant de llengüa i de lectors (ara mateix, més d'allà que d'aquí).

Es per això que, després de donar-li moltes voltes,  m'en vaig a un altre plataforma i al següent blog: https://grosskeizquierdaunidaymas.com/

L'adéu no és per als lectors actuals sinó per a balearweb, plataforma amb la qual no he tengut mai problemes.

Més encara, vos vull dir que això de tenir assistència tècnica permanent i personalitzada és un luxe asiàtic que les grans plataformes només ofereixen quan ja els has donat les dades de la Visa. Així que, Elena i companyia: moltes gràcies

Carta abierta a Alberto Garzón

grosske | 07 Juliol, 2016 14:57

Apreciado Alberto,

 He leído que mañana rompes tu retiro mediático y que vas a la Cuatro y a La Sexta. Me alegro porque estoy necesitado de alegrías y estoy seguro de que me las vas a dar.

 La consecuencia electoral de cuatro años de gobierno del PP es que este partido ha perdido 49 diputadxs  (quedándose a 38 de la mayoría absoluta) y que la izquierda, en su conjunto, ha ganado 32 diputadxs. Esto son datos puramente aritméticos e incontestables. Dicho en votos:  el 54% de los votantes del 26-J votó a partidos que querían enviar al PP a la oposición, un 13% votó a un partido que tenía una posición abierta sobre este tema y un 33% voto al único partido que, explícitamente, deseaba ver al PP repetir en la Moncloa

 No obstante, la percepción social mayoritaria es que “la gente” ha seguido votando a Rajoy a pesar de la corrupción, el paro y los recortes y que “lo lógico” es que el PP continúe gobernando otros cuatro años.

 La causa de esta ilusión colectiva es triple: la presión extraordinaria de los grandes poderes económico-mediáticos, la presión de los partidos políticos al servicio de los anteriores (incluyendo el sector del PSOE comandado por  Felipe González) y la falta de presión de una buena parte de la izquierda víctima de la depresión y el ensimismamiento y demasiado ocupada en hablar de errores pasados, en dibujar nuevas estrategias en la tablet y, sobre todo, en librarse a la excitante tarea de los ajustes de cuentas internos.

 Yo espero y deseo, que, en tu retorno mediático, nos vas a alegrar la vida con un discurso absolutamente distinto. Un discurso que no se centre en cuestiones internas de los partidos (ni de IU, ni de Unidos Podemos ni de los demás) porque éste es todavía el tiempo de la ciudadanía, el tiempo de respetar y gestionar la expresión electoral de su voluntad; un discurso que empiece por dar las gracias a lxs millones de ciudadanxs que han hecho posible el crecimiento de la izquierda en general y de la izquierda de la izquierda en particular; un discurso que se comprometa a transformar esta energía ciudadana en un esfuerzo político denodado, durante los próximos años, a favor de todo lo que hemos estado defendiendo; un discurso donde dejes claro que, aunque los resultados electorales no permiten que se pueda aplicar lo más importante de nuestro programa (y, por tanto, no nos permiten gobernar), vamos a estar disponibles para propiciar la constitución de un gobierno lo más favorable posible a este amplísimo segmento de la ciudadanía cuyos intereses nos hemos comprometido a defender.

 La gente incluye también en la política conceptos tan elementales como “mal menor” y “minimización de daños” o, dicho de forma más pedestre, prefiere vivir en Guatemala que en Guatepeor. Sólo lxs políticxs (desgraciadamente muy abundantes) que subordinan los intereses de la ciudadanía a la competencia con los otros partidos y a los juegos de poder dentro de su propio partido son capaces de jugar a “cuanto peor mejor”. Pero esto, Alberto, es la expresión misma de la vieja política, ésta que es imprescindible erradicar.

 Un fuerte abrazo. 

 PS : Sólo para que quede constancia y después de la intervención de Garzón  en Al Rojo Vivo, "pego" el  video de la entrevista  Sobrio, integrador,lúcido,  riguroso y, sobre todo, centrado en los problemas de la ciudadanía: estuvo francamente  bien 

Unidos Podemos: el miedo no basta como explicacion

grosske | 02 Juliol, 2016 18:13

Lo mejor de la reunión de ayer de Unidos Podemos fue lo que no se dijo: no se cayó en la tentación de dar un espectáculo de división interna, no se cuestionó la coalición como herramienta para el cambio y no se puso el acento en cuestiones importantes pero no decisivas como  el diseño de la campaña. Dicho en otras palabras: no se aprovechó la ocasión para para hacer ajustes de cuentas internos, que no es poco

A partir de ahí, hay que profundizar en mucho más en el análisis de los resultados. El asunto del miedo tiene la virtud de la inocuidad  y el defecto de la insuficiencia.

Vacuidad porque la teoría del miedo no dice nada en sí misma: abre inmediatamente diversas preguntas como la de por qué nos han tenido miedo?,  quienes lo han sentido? y, sobre todo, sobre todo, por qué?... no sea cosa que nosotros tengamos algo que ver

Insuficiencia porque  parece raro que les haya entrado un ataque de mieditis por votar a UP a electores que, hace seis meses, votaron a Podemos o a IU.

Yo aporto mi granito de arena a las hipótesis a barajar: Y si UP ha sido víctima de este fenómeno tan común en las coaliciones "sobrevenidas" entre partidos que han mantenido unas relaciones tensas hasta entonces: que un segmento de las diferentes partes coaligadas se queda enganchada en la tensión y no vota a la coalición? Pasa a menudo...  

Sobre el tema de los resultados en general y de la formación del próximo gobierno, me parece mal que se de la impresión de asumir acríticamente el discurso de nuestros adversarios de que el PP ha de presidir de forma natural el nuevo gobierno una vez conocidos los resultados. Como tuve ocasión de explicar en el día de ayer, esto, sencillamente, no es así.

Sí estoy de acuerdo en que la primera iniciativa para formar gobierno corresponde al PP (que es un matiz muy importante respecto a lo anterior) y que Unidos Podemos,de momento,  (este de momento es clave) , no debe tomar iniciativas a este respecto. Pero para que el PP fracase en su intento, convendría que Unidos Podemos  fuera más explícito en su disponibilidad a buscar y hacer posible una alternativa: no sea cosa que confundamos el respeto a los protocolos políticos habituales con la resignación o, peor aún, que se le pueda notar a alguien que no le viene mal la abstención del PSOE en favor del PP porque favorece nuestros intereses partidistas

 

 

 

Gobierno del PP: una perversion democratica q Unidos Podemos debe intentar evitar

grosske | 01 Juliol, 2016 10:01

Un futuro gobierno del PP es, efectivamente, antidemocrático y evitable

A una parte importante de la ciudadanía se le ha imbuído la idea de que el PP ha conocido una importante victoria electoral y que es inevitable que gobierne en España en los próximos años.

Nada más lejos de la realidad

Esta es una lectura interesada propiciada por los poderes económicos, los grandes holdings mediáticos (controlados – todos ellos – por los grandes poderes económicos) y por el sector del PSOE  que encabeza Felipe González. El truco que han empleado es muy sencillo: comparar los resultados del 26J con los del 20D en vez de con los resultados del 2011 que dieron pie a la anterior legislatura y al gobierno del PP. Sobre esta base, los cambios son de escasísima importancia y  la reacción del electorado ante la gestión de Rajoy queda totalmente diluída

Pero la realidad es que, si somos serios y comparamos lo que ha dicho el electorado hace 5 días  no con lo que deseábamos o temíamos ni con lo que votó el 20D, sino con lo que votó  hace 4 años y medio y dio paso al gobierno del PP, constataremos que los cambios son espectaculares:

El PP pierde un 11,6% de los votos y 49 diputados (es decir, pasa de estar 11 diputados por encima de la mayoría absoluta a estar 38 diputados por debajo!)

El PSOE pierde un 6,10% de los votos y 25 diputados

Unidos Podemos, respecto a los resultados de los partidos actualmente integrados en la coalición (IU, Compromís  y  Equo), ha ganado un 13,4% de votos y 59 diputados

Ciudadanos, respecto a los resultados de UPyD, gana  un 8,35% y 27 diputados

En las recientes elecciones, otras formaciones – en su inmensa mayoría radicalmente opuestas al PP -  suman hasta 25 diputados  

Con estos resultados en la mano, ¿de verdad se puede afirmar que, después de que el PP haya gobernado 4 años en España, la gente ha manifestado su interés en que continúe gobernando cuatro años más?

El holding económico-político-mediático que nos gobierna sigue utilizando el término de partido ganador como si esto siguiera siendo un sistema bipartidista en el que el ganador, lógicamente, gobierna. Pero, mira por dónde, uno de los grandes cambios que el electorado ha introducido con su soberana voluntad es que ya no hay bipartidismo en España: como en la mayoría de países de nuestro entorno, por cierto, esto es un sistema complejo de diversos partidos que pone el gobierno en manos de quien sepa tejer unas alianzas más amplias y sólidas.

En las carreras de caballos le dan la copa al caballo ganador aunque haya mucha igualdad en la meta y aunque el resto de caballos le odien… el problema es que la democracia no es una carrera de caballos.

La mayoría de votos del 26J han ido a partidos que han pedido el voto para que no siga gobernando el PP… y ahora nos quieren hacer creer que lo normal y lo democrático es que gobierne el PP sobre la base de que uno de estos partidos (el PSOE, en concreto) traicione a su electorado y facilite su investidura? Nos toman por tontos o qué?

Donde está la alternativa?

La alternativa, como expuse en unpost anterior , es sencilla: que el resto de partidos hagan una lectura honesta de la voluntad mayoritaria de los electores y que, sobre esta base, se pongan al servicio de esta voluntad.

 

Quién tiene que hacer el esfuerzo mayor es Unidos Podemos porque esto pasa por reconocer que su objetivo – un gobierno de izquierdas y un programa de cambio en profundidad – no es posible con los resultados del 26-J

El tema es si, frente a esta cruda realidad, en Unidos Podemos nos dejamos llevar por la melancolía, lo damos todo por perdido y nos dedicamos a ajustar cuentas internas, o nos ponemos al servicio de la gente para minimizar daños e intentar que la resultante del 26J sea lo más favorable posible a los intereses de la ciudadanía que decimos defender.

Si optamos por la segunda opción, nuestra línea está clara: poner nuestros votos al servicio de la constitución de un gobierno de centroizquierda (en el que, lógicamente, no deberíamos participar) pero que deberíamos dejar gobernar sobre la base de garantizar un giro hacia la decencia política, el saneamiento democrático, el cambio de la ley electoral y la derogación de la Ley Mordaza, la LOMCE y las últimas reformas laborales.

Ahí queda el envite para quien lo quiera aceptar 

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS