Administrar


Estadisticas de visitas

ACERTE CON PODEMOS PERO TENGO UNA ESPERANZA

grosske | 28 Abril, 2015 20:52

Amanece hoy eldiario.es con dos excelentes artículos sobre Podemos.

El primero muestra un gràfico muy significativo de cómo y por qué Podemos  está perdiendo fuelle electoral.

El segundo, un poco más ladrillo pero extraordinariamente interesante, describe las contradicciones y el debate interno que actualmente existe en la cabina de mando de Podemos.

Modestia aparte, me reivindicaré a mi también: en este mismo bloc podéis encontrar un artículo de hace un año y pico (siglos han pasado desde entonces!!) y otro de septiembre de 2014 , mucho menos interesantes que los anteriores pero que tuvieron el mérito de anticipar la cuestión que hoy está en boca de tantos analistas: la imposibilidad de que Podemos consiga su objetivo de convertirse en el referente político de un movimiento nacional-popular de corte bolivariano que supere el eje  izquierda-derecha, que ocupe "el centro del tablero" y que "asalte el cielo" desplazando al bipartidismo.

Y sigo reivindicando otra predicción del segundo artículo: la crisis de identidad de Podemos se agravará después del 24-M porque no tiene la solidez necesaria para afrontar un "aterrizaje" a gran escala en la realidad institucional de municipios y autonomías

Y, como dije también, no me alegro en lo absoluto, creedme.

Mi esperanza es, en todo caso, una que se compone de tres: espero que IU salga con alguna costilla dolorida del 24-M pero absolutamente en pie y funcional porque esto es esencial para la izquierda real de este país; espero que IU haga los deberes que tiene que hacer y que ella sabe muy bien cuáles son porque es hacer realidad lo aprobado en sus propias asambleas  y, por fin,  espero que Podemos acepte cuanto antes que su espacio es ser un partido más de la izquierda y que, desde la izquierda, se han de poner en marcha procesos de unidad popular de cara a las generales, con Izquierda Unida, con otros partidos y con mucha gente más.

Con este escenario, aún hay partido

MADRID, IU, PODEMOS…: LO QUE VIENE

grosske | 01 Abril, 2015 10:12

La batalla interna de IU en Madrid ya ha acabado, aunque, con la pólvora aún humeante oscureciendo el panorama,  aún haya quien intente creer  que  hay cosas  por decidir o tiempo para hacerlas. La última resolución de la Presidencia está ahí para quién quiera leerla aunque no haya mecanismos estatutarios para ejecutarla 

El resultado de lo acontecido ha sido  malo por muchas razones: porque se han cometidos muchos errores por parte de muchos y porque hay piezas en este tablero que no juegan limpio y que no obedecen a una lógica política (o, como mínimo, a una política decente). Pero también hay elementos de esperanza en la participación de mucha gente de IU en la candidatura unitaria al Ayuntamiento de Madrid o en esta candidatura autonómica donde García Montero, como dios, ha conseguido el milagro de escribir recto con renglones torcidos

Lamento el conjunto de la situación pero no creo que debamos engolfarnos en ella:  ni IU en su conjunto ni la dirección federal de IU ni, si me apuran, los propios militantes de IU Madrid.

Desde el punto de vista electoral, no son malos tiempos en España para la izquierda alternativa en su conjunto (IU, Podemos Equo, etc.): no estamos como en Grecia pero estamos mejor que en Francia, Italia o Portugal. Pero, con la misma claridad, hay que asumir que estos tiempos son y van a ser tiempos irremediablemente convulsos. 

IU, con una estrategia bastante correcta sobre el papel, tiene bastantes nudos que resolver que hacen referencia, sobre todo, a la manera de poner en práctica esta estrategia, a la manera de relacionarse con la sociedad y, como ha demostrado la crisis de Madrid, a su propio funcionamiento interno. Los vamos a tener que deshacer en dos tiempos: después de mayo, en una primera fase, y después de las generales a través de una asamblea (pretender una asamblea extraordinaria justo después de mayo es muy poco sensato)

A Podemos, aún convulsa por la elección de sus órganos de dirección, le quedan, a corto plazo,  un par de temas por digerir: resituarse ante el hecho de  que su sueño de crecer y crecer hasta acabar con el bipartidismo se va a quedar en ser  la tercera fuerza política con un 18% de votos,  sobrevivir a las tensiones internas derivadas de las investiduras y la implicación en las tareas institucionales después del 24 de mayo y, lo más importante, resolver la inevitable crisis de este discurso ambiguo de "ni de derechas ni de izquierdas" que ya no se cree casi nadie

Entre la emergencia de una nueva IU y el aterrizaje en la realidad de Podemos las vamos a ver de todos los colores pero, globalmente, el resultado puede ser positivo.

Yo, en mi modestia y a pesar de mis achaques, estaré en IU trabajando por impulsar los procesos de convergencia en todo el Estado de cara a las generales, afirmando que converger no tiene nada que ver con perder la propia identidad y teniendo claro el objetivo claro de generar, junto con otros,  un proyecto de izquierdas potente, inteligente y, sobre todo, sobre todo, útil para la ciudadanía

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS