Administrar


Estadisticas de visitas

EL CACHONDEO DE LA JUSTICIA: BLESA, MAPAU, EIVISSA CENTRE

grosske | 24 Abril, 2014 21:43

No entro en el fondo de la actuación de Elpidio José Silva con relación a Miguel Blesa, pero a mí me pasa lo mismo que a Ignacio Escolar : me escandaliza que una de las magistradas que le juzgan, María Tardón, aparte de militante del PP y teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid con Alvarez del Manzano, fuera también miembro, nada menos!, que de la Asamblea de Caja Madrid que apoyó a Miguel Blesa como Presidente de Caja Madrid.

Más detalles en  el diario.es  

Más escandaloso aún el caso Mapau: una conspiración urdida de puño y letra por Jaume Matas a finales de los 90 para alterar el censo electoral de Baleares utilizando agentes contratados con fondos públicos. Podéis encontrar un resumen magistral del asunto en el siguiente artículo del periodista Matías Vallés El resultado judicial de Mapau fue que un juez instructor, Antoni Montserrat, archivó el caso sin nisiquiera imputar a Jaume Matas, que dicho juez se incorporó posteriormente al Consejo General del Poder Judicial y que el caso acaba de ser cerrado por una esperpéntica y reciente condena (más de diez años después de estallar el escándalo!!) limitada a los funcionarios que contrataron fraudulentamente a la principal agente encargada de la operación

Tercer cachondeo: en el caso "Eivissa Centre", relativo al cobro de presuntas comisiones  la ¿¿Justicia?? imputó a gente principalísima del PSOE ibicenco y generó un auténtico terremoto político para hacer una instrucción tormentosa y llena de vainevenes y tardar siete años!!! (una eternidad en términos políticos) para  llegar a la conclusión...de que no había indicios suficientes para procesar a nadie y de que se tenía que archivar el caso. Se puede concebir justicia más inútil y menos justa?

 Más detalles en el Diario de Ibiza   

En este blog he defendido hasta la saciedad que delegar en la justicia la lucha contra la corrupción es un error político de primer orden porque deja sin espacio a un juicio ético que, por definición, ha de ir mucho más allá que el juicio penal. En el caso de esta semijusticia española tan contaminada, no se trata sólo de un error: es una auténtica temeridad   

LA DEMOSTRACION DE QUE SUSANA DIAZ MIENTE

grosske | 11 Abril, 2014 21:03

Estoy convencido de que a IU le sobra la razón en la crisis del gobierno andaluz. Por esto, voy a prescindir de análisis políticos o partidistas y me voy a ceñir a unos cuantos hechos que me parecen tan irrebatibles como clarificadores.

1) La crisis empieza con la acusación  por parte de la Presidenta de Andalucía de que IU, con el realojo de provisional de un grupo de familias desahuciadas por vía judicial, se había situado fuera de la ley;  en algunos medios se mencionaba incluso la palabra "prevaricación"

2) Una acusación de esta naturaleza es muy grave, va más allá de lo político y se sitúa en lo estrictamente jurídico. Como los políticos no hemos de ejercer de juristas, si la presidenta de un gobierno responsable  formula una acusación así, es obligado que lo haga teniendo en la mano un informe jurídico que avale sus tesis. No ha sido el caso. Dos días después, el informe no aparece y, si no llega a aparecer con fecha anterior al estallido de la crisis, Susana Díaz quedará descalificada para el ejercicio de su función (Dicho sea de paso: ¿cómo es posible que los medios de comunicación no le estén exigiendo a la Presidenta la publicación de este informe?... ¿o es que se puede provocar una crisis de gobierno sobre una opinión jurídica no fundamentada?)

3)  IU, en cambio, sí ha hecho públicos documentos que avalan su actuación : la sentencia ordenando el desahucio de la corrala en la que el juez también mandata a las instuticiones a "proveer soluciones para las familias desalojadas con menores o en riesgo de exclusión social" y también  la propia normativa andaluza relativa al acceso a las viviendas de protección oficial que contempla - como pasa en todas las que yo conozco de similares características - una vía de acceso extraordinaria y urgente para los casos, una vez más, de riesgo social. Como teniente de alcalde y como Conseller autonómico he tenido ocasión de intervenir en diversos procesos de realojo de estas características y a nadie se le ha ocurrido aducir, ni siquiera al PP de Baleares, que se estaba incumpliendo ningún tipo de norma... y ,muchísimo menos si se trata de un realojo provisional y no de la adjudicación definitiva de una VPO!!!

4) Ahora acabo de ver en la televisión a la presidenta andaluza diciendo que los miles y miles de andaluces que estaban esperando una vivienda pública "no podían ver" como les pasaban por delante personas sin otro mérito que haber ocupado ilegalmente un edificio. Con estas declaraciones, Susana Díaz ha pasado de la posible irresponsabilidad a la flagrante mentira. Ella sabe perfectamente que, afortunadamente, ser demandante de vivienda pública es algo muy distinto de estar en riesgo social y que los desahuciados de la Corrala han sido protegidos por esta condición y no por nada que tenga que ver con el hecho de que ocuparan un edificio, fueran titulares del alquiler o propietarios embargados. Susana Díaz, pues, ha mentido y lo ha hecho, como muy bien ha dicho Ada Colau, de la peor manera posible : intentando enfrentar a unos pobres contra otros. Como diría Amaral "Que dios la perdone porque yo no"

 

LA IZQUIERDA ALTERNATIVA (NOSOTROS) Y LA INDEPENDENCIA

grosske | 09 Abril, 2014 19:54

El nacionalismo en general y el conflicto España/Cataluña en particular dan para escribir un libro. Pero estamos en la era de Internet y retener la atención del lector más de dos minutos es una hazaña memorable. Así que vamos al lío que ya hemos gastado ocho segundos.

Para la izquierda alternativa, en términos generales, la de la independencia está lejos de ser nuestra reivindicación prioritaria. Nos repelen las fronteras y aunque valoremos la pluralidad lingüística y cultural como una riqueza y  reconozcamos la existencia de identidades colectivas,  no nos excitan en exceso las banderas y, sobre todo, no nos creemos que los de arriba y los de abajo jueguen en el mismo equipo por mucho que compartan el mismo territorio. En suma: somos internacionalistas y nos sentimos más cerca de un enfermero senegalés que de un banquero de Madrid… o de Barcelona.

Sobre esta base general, somos perfectamente conscientes de que el poder político se articula territorialmente y estamos muy lejos de aceptar acriticamente unas fronteras que no tienen nada de sagradas y que han sido el resultado de guerras donde los de abajo han aportado los muertos y los de arriba sólo su codicia. Nuestro proyecto de articulación territorial del poder político se inserta en nuestro proyecto de radicalidad democrática. Por eso no concebimos que la organización política de los territorios pueda sustentarse en bases históricas o jurídicas ajenas a la voluntad democráticamente expresada de la ciudadanía. Dicho en otras palabras : somos inequívocamente partidarios del derecho de autodeterminación.

A la hora de articular territorialmente el poder político, nos mueven dos líneas aparentemente contradictorias pero perfectamente combinables: por un criterio democrático, queremos acercar  los ámbitos de decisión a la ciudadanía  tanto como sea posible; pero,  conscientes de la existencia de problemas progresivamente globales  que sólo pueden ser abordados desde ámbitos progresivamente globales, apostamos por establecer acuerdos que permitan gestionar globalmente dichos problemas. Dicho en otras palabras: desde la libertad y la solidaridad, somos inequívocamente federales.

¿Cómo navegar con este bagaje por el conflicto catalán? Pues con dificultades pero con decisión, tal y como están haciendo la gente de ICV-EUiA y, si se me permite la expresión, a hachazos (políticos, se entiende). Con dificultades porque las encuestas dicen que, en una consulta sobre la independencia donde la opción federal ha sido incomprensiblemente excluída, el electorado de ICV-EUiA está dividido al 50% . Dicho de otra manera : con dificultades porque, a poco que nos dejemos arrastrar por la lógica de los demás, nos quedaremos sin cohesión ni identidad.

Nosotros no podemos compartir la posición del PP o de UPyD,  partidos que no sólo no aportan ninguna solución sino que, resignados a ser irrelevantes en Cataluña (y en Euskadi)  por su posición estratégica, se limitan a excitar el conflicto para sacarle rentabilidad electoral en el resto del Estado. Tampoco podemos compartir la posición de un PSC-PSOE que renunció a hablar de reforma de la Constitución y de federalismo en el momento de hacerlo (cuando gobernaba y cuando el Tribunal Constitucional rechazó parcialmente la reforma de l’Estatut) y que impulsa ahora un federalismo trucado (en acertadas palabras de Coscubiela) desde el momento que no parte del derecho a decidir y de la libre asociación de los pueblos. Tampoco podemos hacer nuestra la estrategia de una CiU que utiliza el conflicto territorial como salvavidas electoral y como cortina de humo para ocultar el profundo carácter corrupto y antisocial de sus políticas y que, podéis estar seguros, estará dispuesta– porque así se lo indicarán los intereses económicos a los que sirve – a volver en cualquier momento a la casilla de salida del verano del 2012, cuando ofreció un acuerdo a Rajoy sobre la base exclusiva  de una mejor financiación. Y, por último, no podemos compartir la estrategia de ERC o de la CUP porque estas formaciones hacen de la independencia un fin en sí mismo y un a priori y nosotros no. Nosotros somos federalistas y apostamos sin fisuras y al mismo tiempo por la libertad, la asociación, la cooperación y la solidaridad.

Para nosotros, intentar convencer a las "chonis" (por recordar la desafortunada expresión de Jordi Pujol) de que la independencia es una buena manera de escapar de las consecuencias de la crisis porque Cataluña es una comunidad rica, es un discurso reaccionario, deshonesto y que desvía la atención de las verdaderas causas del sufrimiento de la gente.  Nosotros no podemos  meter ni  medio dedo del pie en la piscina del enfrentamiento tribal, territorial o identitario. Hay una patria común de la Humanidad que nosotros reivindicamos y que está formada, entre otros,  por todos los rusos, chinos, norteamericanos, griegos, peruanos, nigerianos y australianos de buena voluntad.

5 IDEAS SOBRE EL DEBATE DE LA CONSULTA CATALANA

grosske | 08 Abril, 2014 20:09

1.- Tiene razón Rajoy cuando dice que en la Constitución no caben declaraciones unilaterales de independencia. Como soy de los que, en 1978, critiqué el texto constitucional por no reconocer la plurinacionalidad del Estado y el derecho a la autodeterminación de los pueblos que lo integran, lo tengo perfectamente claro.

2.- Tienen razón los partidos que defienden esta tarde la propuesta que abre la puerta a la celebración de una consulta en Cataluña sobre el futuro político de la misma cuando afirman que su propuesta es perfectamente constitucional puesto que se trata de ésto, de una consulta.

3.- Rajoy miente, pues, cuando se opone a la consulta por su presunta inconstitucionalidad

4.- El discurso del PSOE tiene acentos musicales distintos a los de Rajoy pero, en el fondo, se resume, en lo siguiente: en las grandes ocasiones tengo que pegarme al PP para que no le levante votos en el resto de España

5.- Los grandes ausentes del debate de hoy son los temas políticos de fondo: el rápido crecimiento del independentismo en Catalunya, sus causas reales y las salidas al conflicto planteado. Pero sobre ésto ya escribiré mañana

VENEZUELA, AMNISTIA INTERNACIONAL Y DERECHOS HUMANOS

grosske | 04 Abril, 2014 19:47

Escribo estas líneas  teniendo delante el reciente informe de Amnistía Internacional sobre las protestas callejeras en Venezuela. Un informe que desmiente a todos, a los unos y a los otros, y que he leído con el respeto que siempre me ha merecido Amnistía:  un verdadero faro de luz en medio de las tinieblas.

Sin lugar a dudas, experiencias como las de Venezuela, Ecuador o Bolivia son  un movimiento emancipador del ámbito geográfico al que, no hace tanto tiempo,  Estados Unidos se atrevía a denominar despectivamente  su “patio trasero”.  La revolución bolivariana es una revolución democrática de ruptura con el neocolonialismo no sólo en lo político sino  también (y ahí es donde más les duele) en lo económico 

Leer lo que está pasando en Venezuela no es demasiado complicado: tras intentar derribar la Revolución Bolivariana mediante un golpe de Estado clásico y mediante las urnas (en todas las ocasiones sin éxito), se está haciendo un nuevo intento combinando el desabastecimiento, la protesta callejera y la violencia selectiva contra personas y servicios públicos. Las dificultades de abastecimiento en los supermercados  se ha convertido en el principal icono de una campaña que pretende mostrar a Venezuela como un país empobrecido y que no funciona : nada más lejos de la realidad (Venezuela es uno de los países con más renta per cápita de Latinoamérica) y nada que no me recuerde muy poderosamente aquellas huelgas de los transportistas chilenos de 1973. También hubo en el Chile de Allende quien quiso que el país no funcionara como paso previo al desalojo por la fuerza de un gobierno democráticamente elegido en las urnas.

Pero quienes compartimos este análisis no le hacemos ningún favor a la emancipación de América Latina agitando un butafumeiro acrítico o adoptando una posición meramente reactiva frente a los ataques interesados que el gobierno bolivariano recibe del exterior.

Chávez y Maduro han cometido errores importantes al romper puentes con  capas sociales que podrían estar objetivamente interesadas en el proceso de cambio, y también al traspasar en demasiadas ocasiones la frontera que separa el partido del Estado. Con ello han enardecido a los propios pero han comprometido su futuro electoral y han minado su base social potencial

El informe de Amnistía Internacional pone de manifiesto algo  que los más importantes medios de comunicación de nuestro establishment han ignorado miserablemente: que los muertos debidos a las protestas de los últimos meses se reparten a partes casi iguales entre ambos bandos. ¿Os imagináis el discurso del PP si en las protestas sociales en España hubieran muerto ocho policías, si se hubieran levantado barricadas con vocación de permanencia en vías importantes de comunicación, si se hubiera asesinado a civiles que hubieran intentado atravesar estas barricadas o si se hubieran incendiado edificios públicos?...Pero todo esto - que ha pasado y que no se dice  - no es excusa para silenciar los abusos de policias y paramilitares que han culminado en malostratos, detenciones abusivas y  la muerte de manifestantes .

El gobierno de Maduro tiene que resistir pero sin ceder a la tentación de encerrarse, de aislarse ni, mucho menos, de ejercer abusivamente el poder… Y nosotros tenemos que ayudarle a resistir y también a no equivocarse
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS